Solo Cotija, Tingüindín y Tocumbo son «Municipios de la Esperanza»

CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.-La Secretaría de Salud Federal (Ssa) dio a conocer el listado de los 324 “Municipios de la Esperanza”, que retomarán algunas actividades a partir del próximo lunes 18 de mayo; Michoacán contempla los municipios de Cotija, Tocumbo y Tingüindín.

Sin embargo, hay que esperar la decisión del Estado, toda vez que el Gobierno de Michoacán anunció que él será el rector de la toma de decisiones en esta materia, como común acuerdo con la Federación que dio la oportunidad que los Estados decidan los rumbos.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez informó que los municipios de la esperanza pueden rotar de acuerdo al comportamiento de la enfermedad, toda vez que se tomó en cuenta que no hayan registrado casos en los últimos 28 días y con poca movilidad hacia municipios con casos confirmados.

En el caso de Michoacán, Tocumbo y Tingüindín no registran casos confirmados de coronavirus, no así Cotija que tiene uno desde el 14 de abril pasado.

En el mapa que se dio a conocer durante la conferencia, la mayor parte del territorio michoacano se encuentra en semaforización rojo y naranja y solo estos tres municipios en verde, por lo que podrán levantar las medidas acorde a lo que dicta la Federación.

A nivel nacional son 13 las entidades que tienen la oportunidad de retomar algunas actividades; Chiapas registra 5; Chihuahua, 8; Guerrero, 12; Hidalgo, 1; Jalisco, 23; Michoacán, 3; Nuevo León, 7; Oaxaca, 213; Puebla, 13; San Luis Potosí, 6; Sonora, 16; Tamaulipas, 4; Veracruz, 12; y Yucatán, 1.

En la conferencia, López-Gatell y Ramírez aclaró que al momento que estos municipios registren casos de COVID-19, de estar en verde pasarán a otro color de la semaforización, principalmente a rojo.

“Se procederá, de acuerdo con disposiciones locales, pero con criterios federales, a cerrar la movilidad en el espacio público”, refirió.

Es de mencionar que la semaforización verde permite el retomar actividades laborales y escolares, además de la apertura de espacios públicos y privados, siempre y cuando se cumplan las medidas de prevención e higiene para reducir el contagio de la enfermedad. Inclusive, estos municipios deberán instalar cercos sanitarios.